Alimentación y fisioterapia

En nuestra clínica de fisioestética en Barcelona sabemos lo importante, que es llevar un estilo de vida lo más sano posible a través de la fisioterapia. Seguramente cada día oyes lo importante que es el ejercicio, la alimentación, la tranquilidad y el descanso. Pero, ¿has oído alguna vez los beneficios que también tiene la fisioterapia para tener la vida que estás buscando?

Relación entre la alimentación y la fisioterapia

Alimentarse no es lo mismo que nutrirse. De hecho, en la actualidad, el estilo de vida tan ajetreado que llevamos hace que optemos por alimentos de fácil acceso y de preparación rápida para comer. Estos suelen llevar un elevado contenido en azúcares, sodio, aceites refinados e ingredientes artificiales que afectan a nuestro organismo, especialmente al hígado. Cuando este órgano no te funciona como debería, aparecen enfermedades y patologías que son necesarias tratar. Por eso, la alimentación que llevas tiene una relación muy estrecha con el funcionamiento correcto de las lesiones, los dolores articulares, musculares y del aparato locomotor.

Una dieta nutritiva y equilibrada aporta los nutrientes que son necesarios para la recuperación de tus tejidos y el mantenimiento de estos. Por eso, para entender completamente la relación que existe entre la alimentación y la fisioterapia, hay que entender cuál es el vínculo entre lo que nos duele y lo que comemos. De hecho, hasta las consultas de nuestros fisioterapeutas, llegan muchas personas que tienen pequeñas dolencias en las articulaciones o en la espalda que se encuentran relacionadas con unos hábitos inadecuados de alimentación y un estilo de vida poco saludable.